Google drive anuncia una nueva función en su gestor de archivos on-line, a través de la cual los archivos lanzados a la papelera se borrarán al cabo de 30 días pero con diversas condiciones como, por ejemplo, en caso de ser un archivo compartido con otros usuarios, estos usuarios tendrán la posibilidad de hacer una copia en caso de que la papelera sea vaciada, en cambio, en caso de no ser el propietario, al borrarlo de tu unidad, únicamente se eliminarán de tu unidad personal.

Estos cambios se empezarán a aplicar a partir del 13 de octubre del 2020, y corresponden, por fin, a un sistema de borrado de archivos efectivo. Tal y como avisan a través de la web de FAQ correspondiente a esta nueva función: (https://support.google.com/drive/answer/2375102), para recuperar los archivos en la papelera, lo único que tendremos que hacer en caso de ser el propietario del archivo, es moverlo desde la papelera a la unidad, pero en caso de no ser el propietario, no tendremos más remedio que contactar con el propietario para que haga lo propio.

 

Para recuperar los archivos borrados, tendremos que llamar directamente a Google Drive, donde un operario intentará restaurar los archivos desde la base de datos directamente.