Las últimas generaciones de tarjetas gráficas Nvidia han mantenido una configuración de memoria gráfica bastante polémica, sobre todo en la gama media y en la gama baja, donde la compañía apostó por hacer recortes que nunca hemos llegado a comprender. Uno de los mejores ejemplos lo tenemos en la GTX 1060 de 3 GB, una de las tarjetas gráficas de Nvidia más atractivas por relación calidad-precio que sin embargo, está perdiendo interés rápidamente por la clara tendencia de los juegos a consumir cada vez más memoria gráfica para configurar las calidades gráficas de los mismos.

Apex Legends por ejemplo ya pide 4 GB de VRAM para configurar las texturas en calidad alta, Resident Evil 2 tiene varias opciones para configurar la calidad de las texturas que pueden llegar a un máximo de 8 GB de VRAM, y juegos más antiguos como el DOOM de 2016 requieren de 5 GB de memoria gráfica para poder funcionar con la calidad gráfica al máximo, aunque en este caso, alabamos el grandioso trabajo que hizo Bethesda en la optimización del mencionado videojuego.

Nvidia deja de fabricar GPUs con 2 GB y 3 GB de VRAM

Si ponemos todo esto en conjunto podremos entender a la perfección por qué decimos que tarjetas gráficas como las GTX 1060 de 3 GB, y también las GTX 1050 y RX 460560 de 2 GB, son cada vez menos atractivas. Estas GPUs actualmente siguen ofreciendo un buen valor en juegos actuales teniendo en cuenta su precio y el rendimiento bruto que ofrecen, pero no tienen garantizada una buena vida útil a largo plazo, debido al aumento de la memoria en los diferentes videojuegos como hemos explicado anteriormente.


Hasta aquí la noticia de Nvidia deja de fabricar GPUs con 2 GB y 3 GB de VRAM

Puedes ver más artículos desde el inicio.

Si estás interesad@ en comprar componentes informáticos, te dejamos un enlace para que puedas montar tu PC gamer a precios asequibles, click aquí

Fuente: Tech Power Up