AMD se acaba de sacar de la manga la RX 590, un ‘upgrade’ de su AMD RX 580, una de sus tarjetas gráficas más competitivas hasta el momento, una gráfica que es “equiparable” a la GTX 1060 en términos de rendimiento, aunque la RX 580 siempre ha sido ligeramente inferior en términos de potencia a la tarjeta gráfica de Nvidia.

Por otro lado la RX 590, el ‘upgrade’ de la RX 580 supera a la GTX 1060 de Nvidia tanto en potencia como en rendimiento por el momento, eso sí, hasta que Nvidia saque el ‘upgrade’ de su GTX 1060 con memoria GDDR5X 

La AMD RX 590 podría contener un nodo de 11 o 12 nm

La RX 590 y sus errores

AMD no ha salido ilesa de las críticas debido a los errores de lanzamiento y a los fallos de su nueva tarjeta gráfica.

Empezando por el consumo de la tarjeta gráfica, que con sólo un 12% más de potencia que su predecesora llega a consumir más que la GTX 1080 de la propia Nvidia, números estratosféricos para el tipo de tarjeta que es.

Por otro lado ha ocurrido un suceso parecido al que le pasó a gran cantidad de personas al recibir las primeras unidades de las RX 580 allá por 2017. En dicho suceso muchas de las tarjetas que decían tener el ‘Overclocking’ (OC) de fábrica no lo tenían y simplemente utilizaban una pegatina en la caja para disimularlo.

En este caso la propia AMD ha jugado a la ruleta de la suerte al introducir diferentes tipos de nodos en sus nuevas tarjetas gráficas, es decir, te puede tocar un nodo de 11 o 12 nm.

¿Cuáles son los inconvenientes?

Realmente no hay demasiados, ya que las tarjetas son exactamente iguales y tendrán el mismo rendimiento base, la cosa cambia cuando cambiamos las frecuencias de dichas tarjetas, ya que las de 12 nm conseguirán mayores cifras que las de 11 nm.

Como digo no es un hecho demasiado preocupante si no vamos a tocar los valores por defecto de la máquina, pero para aquellos que quieran ir un paso más allá podría ser algo molesto.

Hasta aquí la noticia de “La AMD RX 590 podría contener un nodo de 11 o 12 nm“.

Puedes ver más artículos desde el inicio.